Identidad Institucional

IDENTIDAD INSTITUCIONAL

El Colegio Santa María es una institución educativa pública de gestión privada, de carácter confesional católico con reconocimiento oficial. Participa del Proyecto Educativo de la Universidad Católica de Cuyo -sede San Luis- cuya misión es formar personas integralmente, con aptitud para desarrollar sus capacidades en constante búsqueda de la verdad, iluminada por la revelación católica, a través de la investigación, la conservación y comunicación del conocimiento, con una permanente actitud para recrear el continuo diálogo entre la razón y la fe.

Inspirados en el lema ” Mira la estrella, invoca a María”, y bajo la custodia de sus patronos  la Santísima Virgen María y San José -su Castísimo esposo-, forma niños y jóvenes, a quienes se les presenta el ideal de las virtudes marianas como causa ejemplar para que se encarne en cada uno de ellos. Se busca así que con la ayuda de San José, la Santísima Virgen reine sobre las inteligencias, las voluntades y los corazones a fin de que amen únicamente lo que Ella misma ama; que reine sobre los individuos, las familias y sobre toda la comunidad, de tal manera que los que la reconozcan como Reina y Señora del Mundo puedan gozar un día junto a Ella y San José del Cielo.

Orientada la educación de esta manera sólo es posible alcanzar los objetivos con una enseñanza personalizada. Es por eso que el colegio, directivos y docentes, se preocupan por el conocimiento individual de cada alumno, tratando de descubrir sus “talentos” y de cultivarlos en vistas a su perfección.

Además no podemos olvidarnos que educamos a personas en su ser mujer y varón -que como tales tiene características físicas y psicológicas particulares que no pueden dejarse de tener en cuenta- de ahí que se los oriente de tal manera para  que valoren el lugar que Dios les dio en el plan de la Creación, reconociendo la dignidad que cada uno tiene. Sin vivir ajenos a la realidad actual, se los capacita para moverse en el mundo profesional brindandoles un buen nivel académico.

Ninguno de los objetivos anteriormente mencionados es posible alcanzarlos sin la tarea seria de directivos y docentes, sin la disponibilidad de los alumnos y sin el apoyo incondicional de los padres. El Colegio tiene muy claro que colabora con estos últimos y que ellos son los primeros educadores. De ahí la importancia de la integración familia-escuela que con reuniones y encuentros personales se busca desarrollar.

Por otra parte, cuenta con un equipo docente que no sólo brinda a sus alumnos un alto nivel de conocimientos, técnicas o instrumentos, sino que les ayuda a adquirir una formación madura y profunda en el ámbito  psicológico, moral y espiritual.